Pure-as-a-Service: Almacenamiento escalable y flexible

La prestación de soluciones ‘As-a-Service’ ha adquirido una fuerza imparable en los últimos años. Además, la pandemia ha sido el catalizador definitivo de la transformación digital de las empresas. El almacenamiento como servicio (Storage-as-a-Service, STaaS) será una de las prioridades de las compañías en los próximos años.

mundo

La prestación de soluciones ‘As-a-Service’ ha adquirido una fuerza imparable en los últimos años. Además, la pandemia ha sido el catalizador definitivo de la transformación digital de las empresas. El almacenamiento como servicio (Storage-as-a-Service, STaaS) será una de las prioridades de las compañías en los próximos años.

Cuando hablamos de ‘Todo como servicio’ o ‘Anything-as-a-Service’ (XaaS) nos referimos al conjunto de servicios a través de internet que ofrece el cloud computing, lo que incluye infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS) y software como servicio (SaaS). 

Según el estudio ‘Anything-as-a-Service Market: Global Industry Trends, Share, Size, Growth, Opportunity and Forecast 2021-20260’, publicado por IMARC Group, el mercado global del denominado ‘Todo como servicio’ o ‘Anything-as-a-Service’ (XaaS) llegará a los 344.300 millones de dólares en 2024. 

De cumplirse estos pronósticos, el mercado triplicará largamente las cifras de 2018, ejercicio en el que el XaaS alcanzó un volumen de 93.800 millones de dólares. Esto supone una tasa de crecimiento anual compuesto del 24% para el periodo 2019-2024.

Asimismo, IDC adelanta que el 75% de las empresas reconocerán en 2021 las ventajas del consumo como servicio, lo que aumentará tres veces la demanda de infraestructuras locales proporcionadas a través de soluciones flexibles o como servicio. La consultora remarca que la pandemia ha acelerado este cambio y que las empresas se están pasando a los modelos como servicio más rápidamente que nunca, buscando mayor capacidad y rendimiento para mejorar su agilidad.

Si nos centramos en nuestro país, IDC Research España detalla que la capacidad de almacenamiento o el archivo de datos es una carga de trabajo que está mayoritariamente en la nube, según afirman el 70% de las organizaciones encuestadas. Además, almacenamiento, copia de seguridad y continuidad de negocio son las cargas de trabajo en la nube en las que más prevén aumentar su capacidad, especialmente en el caso de las empresas medianas. 

La pandemia ha acelerado el cambio; las empresas se están pasando a los modelos como servicio más rápidamente que nunca

Así pues, el almacenamiento como servicio (Storage-as-a-Service, STaaS) está llamado a ser uno de los servicios más demandados en los próximos años. Según el informe ‘Analysis and Review of Storage as a Service Market by Service Type’, elaborado por Future Markets Insights, el mercado global de STaaS crecerá un 16,4% anual entre 2020 y 2030, impulsado por la migración a la nube que están afrontando las empresas. De hecho, el estudio remarca que el STaaS se convertirá en la columna vertebral de las empresas a medida que la computación en la nube se generalice.

Ventajas del STaaS

El modelo STaaS presenta múltiples ventajas. Éstas son algunas de ellas:

Optimización de recursos. Estas soluciones se basan en el pago por uso, por lo que los costes se amoldan a las necesidades concretas de la empresa. Por ejemplo, Pure Storage, a través de Pure-as-a-Service, ofrece almacenamiento como servicio mediante un modelo de precios operation expenditure (OpEx), completamente transparente, basado en tasas fijas de euros por gigabyte. Los clientes sólo pagan por lo que usan, lo que garantiza que las organizaciones no sobreaprovisionen. 

Sin consumo de capital. Este modelo de consumo evita tener que invertir capital en activos que no forman parte del core de negocio. El STaaS no es un leasing, sino un pago por uso, por lo que no impacta en el balance de la compañía y no se refleja en la deuda, un aspecto que nunca ha sido tan importante como en el contexto actual.

Escalabilidad. Las soluciones STaaS son flexibles y escalables, permitiendo que las empresas aprovisionen rápidamente los recursos de almacenamiento para sus aplicaciones, adaptándose al ritmo de cada compañía. Así se elimina el riesgo de sobredimensionar sus necesidades futuras, pensando en el crecimiento esperado. Además, vivimos en un entorno cambiante, donde resulta complicado realizar previsiones a largo plazo. Pure-as-a-Service ofrece a las empresas el almacenamiento que necesitan —bloques, archivos u objetos— para satisfacer sus necesidades concretas de acuerdo con sus cargas de trabajo.

Flexibilidad. Soluciones de STaaS como Pure-as-a-Service son totalmente flexibles, puesto ofrecen tanto almacenamiento local como en la nube híbrida, de forma que los clientes puedan alojar sus datos en la plataforma o tipo de nube que más les convengan. 

Actualización constante. La tecnología debe renovarse con cierta periodicidad, puesto que el ritmo de la innovación es frenético. Acceder a servicios STaaS permite disfrutar de la tecnología más avanzada sin tener que invertir constantemente. De esta forma, las empresas pueden utilizar la última tecnología disponible, sin esperar al vencimiento de los ciclos de renovación habituales. Además, Pure as-a-Service permite acometer ampliaciones y mantenimiento no disruptivos, gracias a su arquitectura Evergreen.

Simplicidad. Implementar servicios STaaS es más sencillo que abordar desarrollos propios, ya que pueden desplegarse de forma muy rápida y fácil, sin necesidad de conocimientos técnicos muy avanzados para su configuración y gestión. Esto es muy relevante en un entorno en el que el talento digital es caro y escaso. Por ejemplo, Pure-as-a-Service permite administrar la suscripción con Pure1, un único conjunto de herramientas de organización, que ofrece administración del almacenamiento, análisis de máquina virtual y asistencia predictiva basada en inteligencia artificial.



Para más información contacte con Pure Storage aquí.

Sectores verticales